UNA FARMACIA PARA PUERTO WILLIAMS

Para nadie es un misterio que Cabo de Hornos es un lugar remoto y de no fácil acceso. Por lo mismo, durante muchos años, día a día, nuestros habitantes deben sufrir el aislamiento y si eso lo conjugamos con un negocio que no tiene ninguna conciencia social como las grandes cadenas de farmacias, nos encontramos con un problema de salud pública.

Haga la prueba, a los que han tenido la posibilidad de caminar por el centro de Santiago, se ha dado cuenta cuántas farmacias tiene por cuadra. Sin ir más lejos, se ha dado cuenta cuantas farmacias de las mismas 3 cadenas ve en la avenida Bories de Punta Arenas.

Claro, el negocio multimillonario de estas farmacias no le es rentable para Cabo de Hornos. Cómo le vamos a pedir una conciencia social a los mismos que hace algunos años atrás nos hicieron abrir los ojos tras el escándalo de la colusión para estafar a las personas que necesitaban de sus medicamentos. Ni siquiera me he querido meter en sus precios irrisorios, siendo que claramente cuentan con precios privilegiados de los laboratorios por la cantidad de volumen que compran.

A los que hoy nos leen fuera de Puerto Williams (esto también le va a hacer sentido a las comunas más aisladas de la región), nosotros para adquirir medicamentos tenemos algunas alternativas: 
1- La canasta básica que se entrega en la salud pública. 2- Los medicamentos básicos que se venden en la farmacia de la Armada. 
3- Pedirle la “gauchada” al amigo, pariente, compadre o conocido de ir a una farmacia en Punta Arenas, adquirir el medicamento necesario y llevarlo hasta DAP para que lo puedan enviar a Navarino. Complejo por decir lo menos. Esto hace ineludiblemente que, en Cabo de Hornos en la actualidad, se medique con lo que hay y no con lo que se necesita.

Esta complejidad atenta directamente contra el bienestar y la salud de nuestros vecinos y vecinas, y eso, ya no lo podíamos seguir aceptando. Durante la campaña municipal recién pasada, que finalmente nos llevó a tener el orgullo y responsabilidad de llevar los destinos de la comuna durante el periodo 2016-2020, entendimos que esto requería de una solución y, como ya sabemos que las cadenas gigantes no les interesamos, exploramos posibilidades de brindar justicia a la necesidad de la gente que habita Puerto Williams.

Queridas vecinas y vecinos, con mucho placer, tengo la satisfacción de anunciar que en los próximos días tendremos nuestra propia farmacia gracias a la tecnología que hoy ponemos a disposición de todos.

A comienzos de la semana firmamos un convenio con la farmacia digital “Fracción”, comprometiéndonos a habilitar un espacio municipal con un funcionario nuestro para acoger la solicitud de los fármacos que se requieran y, en menos de 48 horas hábiles, poder entregarlo en las manos de quienes lo requirieron.

No sólo ponemos a disposición los más de 1.300 medicamentos originales, genéricos, de marca y bioequivalentes, también tendrán un ahorro de hasta un 30% en cada uno; pudiendo comprar incluso la caja completa, por blíster o tiras y unidad.

Con el acuerdo con ·Fracción” y la instalación de nuestra “Farmacia digital”, hemos dado un paso más en dar soluciones reales a los vecinos de nuestra comuna, esencialmente a nuestros niños, niñas y adultos mayores.

No tengo dudas, con el trabajo de todos y las buenas ideas e intenciones, Cabo de Hornos crece.

 

PATRICIO FERNÁNDEZ ALARCÓN
ALCALDE DE CABO DE HORNOS

Municipalidad de Cabo de Hornos