FUERTE Y CLARO: CABO DE HORNOS LE DICE NO A LAS SALMONERAS

Durante la última sesión del Concejo Municipal desarrollado en la comuna, como presidente del cuerpo colegiado, le propuse a mis colegas concejales tomar un acuerdo para declarar que el Municipio de Cabo de Hornos no quiere la instalación de salmoneras en nuestro territorio.

Como Municipio, apoyamos irrestrictamente a nuestros ciudadanos que se han organizado, protestando con molestia y junta de firmas ante el inminente peligro y posibles desastres ambientales de permitir la salmonicultura en Puerto Williams y en el Canal Beagle.

Esta es una industria que ha destrozado ecosistemas completos, como, por ejemplo, en Chiloé. No podemos permitir que eso ocurra en el futuro próximo acá, que somos reserva mundial de la biósfera declarada por la UNESCO y lugar de las aguas más puras del planeta.

Tenemos la esperanza y la convicción de que aún estamos a tiempo de frenarlo. Nos jugamos el futuro hoy, en estos días, meses y año. Esta es una lucha de David contra Goliat, donde gigantes del comercio marítimo tienen una fuerza insospechada, pero estamos disponibles, junto a la comunidad, de dar la pelea.

Hoy, la industria del salmón se afirma de permisos ambientales que datan del año 2004, sin consulta ciudadana, pasando por arriba de la voluntad de los habitantes de isla Navarino. Tenemos que unirnos, nos necesitamos todos, nadie sobra en defensa a nuestro prístino Puerto Williams.

En el país hay ejemplos de batallas medioambientales ganadas por quienes pensamos en la defensa del planeta, pero eso sólo se logra con la unión de todas las fuerzas vivas de la comunidad.

Para poner en contexto y ser un poco más gráficos, lo que quieren hacer en el Beagle es poner jaulas gigantescas del porte de una cancha de fútbol como del Estadio Nacional con una altura de un edificio de 15 pisos aproximadamente. ¿Se dan cuenta del desastre que están preparando? No vamos a ser nosotros los que demos pie para que transformen nuestras aguas y ecosistema marítimo en un nuevo basurero.

Con el acuerdo tomado en la sesión número 8 del Concejo Municipal, estaremos oficiando a las autoridades provinciales, regionales y nacionales que no queremos una industria tan contaminante en Cabo de Hornos.

Me gustaría escuchar públicamente referirse al tema a los seremis involucrados, a nuestro Gobernador, al Intendente, Ministros y, por qué no, al Presidente Sebastián Piñera. Queremos saber de qué lado están.

¿Apoyan la defensa del medioambiente y futuro de Puerto Williams, o el afán mercantil tiene más fuerza y voluntad?

Es importante que hoy se manifiesten y de cara a nosotros, nos digan en qué lugar se van a parar.
Chile y el mundo tiene los ojos puestos en estas decisiones, yo les pregunto, ¿Queremos un Cabo de Hornos dedicado al turismo sustentable, que resalte su identidad Yagan, que convive con los Dientes de Navarino junto al canal Beagle en perfecta armonía? O queremos ser el vertedero de intereses económicos y capitales, que sólo dejaran desastres y pobreza en nuestro lugar.

Que no les mientan, esta industria no traerá ni prosperidad ni empleo para quienes habitamos el último rincón del planeta.

Que lo sepan, la ciudadanía está organizada, el Municipio está organizado y esta lucha la vamos a dar todos unidos, dejando de lado nuestros intereses personales, poniendo el colectivo por delante y nuestro sueño de dejarle a los que vendrán un Cabo de Hornos limpio como el que tenemos hoy.

NO A LAS SALMONERAS.

Patricio Fernández Alarcón

Alcalde de Cabo de Hornos
 
Municipalidad de Cabo de Hornos